Servicios > Psicología Sanitaria

Control de
impulsos y adicciones

El término adicción implica consumir “algo” para evitar dolor o sentir placer. Ese “algo” no debe ser necesariamente una sustancia tóxica (alcohol, tabaco, cannabis, cocaína…) sino pueden ser actividades que no implican una toxicidad para nuestro organismo pero que cursan con una falta de voluntad y capacidad de control sobres estas actividades (juegos de azar, uso del móvil, juegos online, sexo…).

La persona se vuelve adicta, ya que los efectos son placenteros y consiguen evadirnos de los problemas reales de la vida en un corto plazo de tiempo, este patrón se fortalece con la repetición y la persona busca constantemente volver a experimentar estas sensaciones de placer, mientras el estado de angustia y frustración aumenta si no se vuelve consumir tal sustancia o ejecutar tal evento y es ahí, cuando volvemos a llevar a cabo tal consumo, reforzando el patrón de conducta.

Esto puede ser muy peligroso ya que podemos empezar a habituarnos, lo que implica que, lo que hacíamos antes para que pueda ser igual de placentero debamos consumirlo con mayor frecuencia y en mayores cantidades, llevándonos a un abandono de las actividades y responsabilidades del día a día y con ello, mermarse nuestra red social y autoestima.

Principales estrategias de intervención:

  • Educación sobre el proceso de adicción.
  • Contrato conductual
  • Estrategias motivacionales.
  • Control de estímulo y prevención de respuesta.
  • Entrenamiento en conductas incompatibles/alternativas.
  • Reducción del malestar.
  • Extinción de respuesta.
  • Contracondicionamiento.
  • Entrenamiento en habilidades sociales y de comunicación.
  • Tratamiento cognitivo.
  • Entrenamiento en prevención de recaídas

Beneficios:

Se pretende lograr una abstinencia lo menos agresiva posible y conseguir abandonar el deseo del consumo. En el caso de las sustancias de abuso, es prioritario la recuperación del estado físico y conseguir estilos de vida más saludables, que permitan la consecución de los siguientes objetivos. Se favorece el cambio mediante el allanamiento de las dificultades existentes y con el contrato conductual se observan los avances conseguidos a lo largo de las sesiones fomentando así una mayor autoeficacia y seguridad.

Contacta:

Nombre y apellidos:
e-mail:
Modalidad:
Preferencia día:
Disponibilidad:
Motivo Consulta:

He leído y acepto la política de privacidad

El sitio web www.andresherraiz.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web.
No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal.
Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee.
Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies